Animación en diferido en forma de simulcast: ‘Sakura: Carta clara’ (Episodio 1)

Aquello que decíamos de “muy pronto la nueva serie de Sakura”, ¡ya ha llegado! Ya es tiempo de poderlo ver. En simulcast claro.

Sí, lo sé, tengo esto de los simulcasts más abandonado que el Nuevo Mestalla, pero el trabajo me impide no ya hacer artículos, sino, incluso, ver anime. Pero claro, una cosa es una serie de anime normal y corriente y otra la secuela de Sakura, la cazadora de cartas.

Estaba deseoso de gozar de la nueva serie de nuestra cazadora de cartas favorita desde que se anunció, y casi me da un infarto al ver que se acercaba el día del estreno y nadie se dignaba a licenciarla. Afortunadamente Selecta lo ha hecho.

No voy a meterme ahora a contar la vida, obra y milagros de Sakura porque no es cuestión, así que me voy a dejar de prolegómenos y voy a avanzar.

El episodio empieza con un pequeño resumen de la serie original por gentileza de los siempre adorables Kero y Spinel. Eso sí, el regidor Spinel quiere ir de cara a barraca y, con sus prisas, impide que el presentador Kero pueda explicar la serie original los suficiente como para que alguien que no la haya visto sepa donde leches estamos.

Voy a decirlo ya y me lo quito de encima: Kero habla raro. Y no me refiero a Aya Hisakawa, que le da voz en japonés y le viene como un guante, aunque para mí la voz de Kero de Roser Aldabà en el doblaje catalán sea insustituible. Hablo de los subtítulos de Selecta.

Estamos de acuerdo en que Sakura es la nueva señora de las cartas y, por tanto, es también ama y señora de Kero y Yue, aunque ella no lo vea de esa manera. Ella, por tanto, merita un respeto pero, ¿es necesario que Kero le hable como si fuera una serie de estas de mayordomos elegantes? ¡Parece salido de una serie británica de época!

Cuando no parece una película de Paco Martínez Soria, claro

Una vez empieza el capítulo (que no sabemos como se llama porque en Selecta no han traducido el título) podemos constatar que (obviando que ahora Sakura va al instituto y que Kero habla raro) todo sigue igual que siempre, Toya insulta a su hermana Sakura (arrancando aplausos y vítores a un servidor), la foto de la madre sigue presidiendo el comedor donde Fujitaka hace el desayuno, etc.

Toya me representa

Es entonces cuando sabemos que Xiao Lang va a volver pronto de Hong Kong después de que se fue… ¿que quien es Xiao Lang? Pues Shaoran. O Syaoran, que es como se ha transliterado toda la puta vida el nombre del muchacho de Hong Kong que tanto idolatraba yo de pequeño y que, de hecho, es como continúan transliterándolo los propios japoneses.

Exhibit 1

Después de mostrarnos el primer día de clase de Sakura (y a un señor que dice que es de Portland (la ciudad, no el material) con un acento bastante dudoso) aparece él: el chino. Y ambos se abrazan mientras suena como música ambiental una versión sinfónica del MÍ-TI-CO Platina de la primera serie.

Después de que Tomoyo cague el ambiente romántico cuando ambos la descubren espiándolos y, por supuesto, grabándolos con su videocámara, Sakura llama a Londres donde están la señorita Mizuki, Eriol (que no recordaba que acabaran como amigos) y compañía.

Y después de que Sakura nos cuente que ella y Syaoran se han intercambiado sus ositos de peluche y que Toya le lleve un regalo de parte de Yukito, se acuesta y tiene un sueño extraño. Una pesadilla más bien. Se despierta toda sobresaltada y… ¡sus cartas se han convertido en transparentes! Parecen los plastiquitos estos que se ponen para separar el jamón.

Kero sigue hablando raro

Sakura va a pedir consejo a Yukito/Yue y después lo habla con Syaoran delante de una visiblemente emocionada Tomoyo. Pero a estas alturas de capítulo yo tenía una preocupación vital. ¿¿¿Donde leches está Yamazaki??? ¡¡¡Pues compartiendo clase con nuestro chino favorito!!! Esto, lógicamente, nos pone muy alto el listón de las expectativas, ya que el pobre Shaoran siempre se cree todo lo que Yamazaki le dice. ¡¡HUMOR!!

¿He comentado ya que ADORO a Yamazaki?

Y Sakura vuelve a dormir y se le vuelve a aparecer la misma mujer misteriosa del sueño que le da una nueva llave. Y al día siguiente Sakura es atacada por una especie de viento y es entonces cuando convierte la llave en vara y captura su primera nueva carta.

¿Qué va a ser, Kero? Una carta, que pareces nuevo…

Esta nueva serie de Sakura, la cazadora de cartas captura tan bien el espíritu del anime original que es tal como si estuviéramos viéndolo. Y, aunque es de agradecer (concretamente, MUY de agradecer), corremos el peligro que, de ser tan semejante, pueda acabar siendo “lo puto mismo” de nuevo.

Esperaremos a ver como se desarrolla el animo, aunque creo que me dará absolutamente igual, porque yo lo veré de todas todas. Y es que no me puedo resistir a Kero, a Toya, a Shaoran Syaoran Xiao Lang, a Tomoyo, a Yamazaki…

Deja un comentario