Crónica del fin del anime en televisión (III): Buzz (1997-2009)

Seguimos con nuestra crónica del fracaso del otakismo y lo hacemos con la misma regularidad con la que Misae Nohara va al baño. Hoy el cadáver que presentamos en público es, probablemente, el más llorado y, por si fuera poco, el único que, oficialmente, no está muerto: Buzz.

portada buzz

Ahora mismo, Buzz es un canal temático de pago dedicado a los films de terror producido por Chello Multicanal. Comparte señal con el canal francés de películas de temática adulta Dorcel TV, que emite solamente de madrugada. Entre julio de 2009 y agosto de 2013 lo hacía con Canal 18, un canal de la misma temática pero que producía la propia Multicanal. Pero, hasta hace unos años, Buzz se dedicaba principalmente a la emisión de series de anime.

Buzz empezó a emitir en septiembre de 1997 con una misión muy simple: tapar el hueco del canal infantil Super 3 por las noches, cuando este no emitía. Ambos canales estaban producidos por la productora catalana Mediapark. Al igual que su hermano infantil, Buzz se abastecía básicamente de contenidos cuyos derechos estaban en posesión de Televisió de Catalunya, una de las accionistas de la productora. De hecho, en la mayoría de los canales de Mediapark, Buzz incluido, había un audio en catalán por el que se solían emitir en este idioma las series y las películas que habían sido dobladas por TVC.

Durante las seis horas de emisión que, mas o menos, tenía el canal cada noche, se emitía principalmente anime, pero también había hueco para series de imagen real como Enano rojo o programas de diversas temáticas como Topspot, un programa dedicado a la publicidad que solía aparecer mucho en La batidora, el programa de zapping de Antena 3 de aquella época. Toda la programación del canal estaba dedicada a una audiencia joven.

En julio de 2003, Vía Digital y Canal Satélite Digital se fusionan, pero en vez de ser una fusión poderosa a lo Dragon Ball Z, acabó pareciéndose más a la fusión mas low-cost de todas las que hayan podido aparecer en Bobobo. Esta especie de Bobopatchinosuke imperfecto se llamó Digital+ y, en vez de aunar los canales de ambas plataformas en una superoferta televisiva, mantuvo el grueso de canales de CSD y, excepto unos pocos afortunados, la gran mayoría de los de Vía Digital se fueron a tomar por saco.

Así, esta fusión reveló lo que realmente era: una absorción en toda regla. Fijaos como fue el asunto que, para evitar que los canales de cine de Mediapark entraran a la nueva plataforma y pudieran hacer sombra a sus canales de cine, en Prisa le pagaron un pastón bastante interesante a la productora catalana. De esta manera, Buzz dejaba de estar disponible por satélite, y pasó a estarlo solamente por cable.

En enero de 2004, Televisió de Catalunya sale del accionariado de Mediapark y, al mismo tiempo, Ono compra el 49% de su división de producción de canales, un porcentaje que aumentaría al 100% en enero de 2006, momento en que la productora pasa a llamarse Teuve, seguramente el nombre más horrible de cuantos tuvieron en la mesa. El resto de los negocios de Mediapark se vendieron ni más ni menos que ¡a Mediapro!

No os voy a aburrir más con cotilleos económico-empresariales y voy a seguir hablando de Buzz. En octubre de 2004, el Canal Buzz se independiza del Canal Súper 3 y pasa a emitir unas 18 horas diarias, que se convirtieron en 24 a partir de enero de 2005. Esto que parece motivo de jolgorio, fiesta y cachondeo para los otakus, fue todo lo contrario porque, en efecto, Buzz ganaba en horas de emisión y contenidos pero, al mismo tiempo, se convirtió en un canal que no podía ver casi nadie.

La versión española de Slam Dunk
Antoni D’Ocon nos trajo, entre otras cosas, la versión española de Slam Dunk

La razón es que el canal físico (el slot o hueco radioeléctrico por el que se distribuía el canal) que compartían Super 3 y Buzz se lo quedó el canal infantil, que también vio ampliadas sus horas de emisión y que, en noviembre de 2004, se convirtió en Canal Super Ñ y pasó a estar producido ni más ni menos que por D’Ocon. ¡Agh!

Al quedarse Super 3-Super Ñ con el canal que compartían, Buzz se vio forzado a usar uno de nueva creación. Al ser considerado un canal nuevo, había que firmar nuevos contratos con las empresas de cable para que estas pudieran incluirlo en sus ofertas. Por esta razón, el canal pierde buena parte de su distribución en las redes de cable y, por tanto, también de su audiencia. Y, aunque poco a poco fue recuperando buena parte de su distribución, nunca llegó a las cifras previas a la separación.

Con el aumento de las horas de emisión y de la cantidad de anime que emitía el canal, se apostó de manera bastante fuerte por el público otaku, estrenando series como Fullmetal Alchemist o realizando algunos pases de las series en versión original subtitulada. Como culminación de su apuesta otaku, se celebran entre 2006 y 2007 en Madrid, Barcelona y Valencia unos eventos, que igual recordaréis, que se llamaban Otaku expression. A modo de curiosidad, os diré que parte del equipo que montó los Otaku expression se encarga ahora de montar las diversas Japan Weekend que se celebran por toda España.

En febrero de 2008, con el nacimiento de Animax en el horizonte (abril de 2008), la cantidad de estrenos de anime disminuye radicalmente y la parrilla de Buzz empieza a acoger otro tipo de programas, principalmente documentales, series de imagen real y programas dedicados a los deportes extremos.

Si no fuera algo tan triste, podríamos reírnos a carcajada limpia ante el hecho de que, mientras Animax se creaba para ser el Buzz de Digital+, el Buzz original empezó a menguar sus horas de emisión de anime. Podríamos pensar que lo hicieron por miedo a perder audiencia frente a Animax, pero eso no tiene ningún sentido dado que, en estos primeros años de emisión de Animax, no había ninguna operadora de TV en la que coincidieran ambos canales.

Al empezar 2009, asistimos al desmantelamiento del canal. Los estrenos (exceptuando los de hentai) desaparecen y las únicas series que son novedad en la parrilla son series ya emitidas anteriormente que vuelven para amortizar los pases ya contratados. Por si fuera poco, los contenidos ajenos al anime aumentan y empiezan a aparecer también películas de terror de las que ya se emitían por Dark, el canal dedicado al cine de terror de Teuve.

A cada mes que pasa, se van sustituyendo más y más franjas de emisión de anime por estos otros contenidos y, en julio de 2009, en pleno verano, Teuve fusiona Buzz con Dark dando paso a la surrealista creación de Buzz Rojo y Buzz Negro. Agarraos a la silla porque esta situación es tan absurda que si intentáis encontrarle sentido vuestra cabeza puede implosionar.

Keitaro y Naru tampoco lo han acabado de entender
Keitaro y Naru tampoco lo han acabado de entender

El hueco que ocupaba Dark lo ocupa Buzz Rojo que, al igual que hacía Dark, comparte canal con Canal 18, el canal de porno que emitía a partir de las doce de la noche. Al mismo tiempo, el canal que ocupaba Buzz se convierte en Buzz Negro, que emitía la misma programación que Buzz Rojo pero una hora más tarde. Como a través de Buzz Negro no se emitía la programación de Canal 18, durante esas horas se reemitian algunos de los contenidos emitidos durante el día.

¿Pero cuales eran esos contenidos? Pues la programación de este nuevo Buzz bicolor consistía en una mezcla de los contenidos pseudojuveniles que habían sustituido al anime en Buzz y las películas de terror de Dark. De esta manera, decíamos adiós para siempre al anime, exceptuando al hentai que se emitió hasta finales de septiembre para gastar los pases que tenían contratados.

De este absurdo movimiento sólo hay dos cosas claras. La primera es que esta absurdez de mantener dos canales teóricamente diferentes con casi los mismos contenidos emitiéndose casi a las mismas horas, sólo podía responder a la necesidad de cumplir la papeleta para evitar incumplir los contratos firmados con los operadores de televisión de pago. Y la segunda cosa que está clara es que con este movimiento tremendamente absurdo consiguieron cabrear, a la vez, a los otakus y a los fans del cine de terror y serie B.

Mediapark Teuve: haciendo amigos desde 1997
Mediapark Teuve: haciendo amigos desde 1997

Todo el anime que había sido emitido anteriormente por Buzz y que acababa de ser eliminado de la parrilla, pasó a emitirse, junto con otras series inéditas en el canal, a través de la web Vitanime. Vitanime era una plataforma gratuita de vídeo bajo demanda (VOD) a través de internet, que se estrenó en pruebas ese mismo mes de julio de 2009, aunque sus emisiones regulares no empezaron hasta diciembre.

Para que nos entendamos, Vitanime era un antecedente de las plataformas como Crunchyroll o Anijapan que hoy conocemos. En su web, pese a estar cerrado el servicio, aún hay apartados visitables, como este, donde podéis ver algunas de las series que se emitían a través de este canal.

Vitanime-banner

Pocos meses después, en abril de 2010, la productora Chello Multicanal (Hollywood, Odisea, Sol Musica, etc) compra a Ono el 100% de Teuve y se queda con todos sus canales. En enero de 2011 cierra Vitanime y, al mes siguiente, Buzz Negro es sustituido por Crimen e Investigación, un canal dedicado a documentales y reportajes sobre el mundo del crimen. Buzz Rojo pasa a llamarse simplemente Buzz.

Con el cierre de Vitanime, se prometió que se iban a renegociar los contratos para volver a emitir anime a través de Buzz. Por si os interesa, aún seguimos esperándolo, al igual que el famoso VOD de Cartoon Network o tantas otras cosas que se prometen sabiendo que no se van a cumplir.

Actualmente, Buzz no tiene nada que ver con el canal que era antes. Emite desde las ocho de la mañana hasta las doce de la noche, compartiendo dial con el ya mencionado canal guarrillo Dorcel TV. La programación se basa exclusivamente en cine de terror, ya que los contenidos pseudojuveniles que sustituyeron al anime de Buzz desaparecieron en febrero de 2011. De esta manera, la programación del canal es prácticamente la misma que ya se emitía bajo el nombre de Dark antes de la fusión de los dos canales, aunque su web esté tan descuidada que aún mencione a Buzz Rojo y toda la sarta de contenidos pseudojuveniles que hace años que no emite.

Si Mushishi se hubiera creado en los 80, David Bowie hubiera protagonizado el film de imagen real.
Si Mushishi se hubiera creado en los 80, David Bowie hubiera protagonizado el film de imagen real.

El caso es que las audiencias de Buzz no eran demasiado altas y, por si fuera poco, durante los meses previos al cambio, sus cifras no dejaron de caer. Eso sí, según parece, las cifras de audiencia de su época en solitario como canal de anime fueron superiores a las que, posteriormente, cosechó Animax. ¿Puede que ambas echaran en falta llegar a más espectadores por no estar en todas la plataformas principales de televisión de pago? Lo que, sin duda, ambos echaron en falta, fue un público otaku que viera más el canal.

9 comentarios sobre “Crónica del fin del anime en televisión (III): Buzz (1997-2009)

  • el 19 agosto, 2014 a las 13:57
    Permalink

    Es una lástima lo que ocurrió, pero de lo que estoy seguro es que un canal anime en la TDT no funcionaría tan mal. Si algunos canales «temáticos» se están conformando con un 1 o 2% de audiencia, creo que un canal anime bien estructurado y con una programación que de opción a que uno tenga oportunidad de seguir una serie o por la mañana, o por la tarde, por la noche o de madrugada podría llegar a esa audiencia, y podría llegar a un 20% de cuota en el segmento de la población de 12 a 25 años.

    Respuesta
  • el 22 diciembre, 2015 a las 01:59
    Permalink

    Qué lástima. Durante mi época universitaria allá por 2004-2008 descubrí el canal Buzz cuando mi mejor amigo y yo contratamos Ono en nuestro piso compartido. Ahí vi series como Bleach, Burst Angel, Chobits, Cowboy Bebop, Desert Punk, Excel Saga, Elfen Lied, Ergo Proxy, Full Metal Alchemist, Gantz, Ghost in the Shell, Grenadier, Peacemaker, Rurouni Kenshin, Samurai 7, Samurai Champloo, Tenjho Tenge o pelis como Akira. Qué gran épocoa, mucha diversión de la buena.

    Y de repente de un día para otro empece a notar que anunciaban programas de deportes extremos. Era el comienzo del fin. Lo hecho de menos, una pena.

    Respuesta
  • el 23 diciembre, 2015 a las 19:03
    Permalink

    Chicos no sé si podéis ayudarme pero estoy intentando encontrar una serie que veía en el 2004 o por ahí en el canal Buzz pero no me acuerdo del título. Trataba sobre una chica que podía viajar en el tiempo, creo que mediante un libro, y allí conoce a un chico del cual se enamora y creo recordar que era un guerrero. Bueno espero que me podáis ayudar porque me gustaría saber que pasó con esa serie. Gracias!!:))

    Respuesta
  • el 25 diciembre, 2015 a las 13:39
    Permalink

    Fushigi yugi se llama la serie! Tamahome era e chico

    Respuesta
  • el 31 marzo, 2016 a las 00:55
    Permalink

    Por casualidad alguien sabe que serie era que los personajes en sus armas portaban un alma de un guerrero? Una frase característica de dicha serie era !ENTREGAME TU ALMA! ?? ayuda por favorrrrr

    Respuesta
  • el 15 mayo, 2016 a las 04:06
    Permalink

    no recuerdo el nombre pero en locomotión había un anime gore de una chica que la violan y se hace asesina nocturna con gabardina negra y maestra de las armas

    Respuesta

Deja un comentario