Opinión: No nos ilusionemos tan rápido con 'Japan Channel'

Supongo que habréis leído la noticia que hemos publicado al respecto, así que no hace falta que expliquemos el “nuevo” proyecto del gobierno japonés. Ya os avanzo que no os hagais ilusiones ya que, seguramente, nunca lo veamos por aquí. ¿Por qué? Ahora os lo voy a explicar.

portada japan-ch

Como habréis leído en la noticia, el canal se va a lanzar este año en Tailandia, Indonesia y Camboya. Y ya está. Todo lo que se dice de Europa o Estados Unidos es que no se descarta que en un futuro el canal también pueda emitir en estos mercados. Así que olvidad lo que hayáis podido leer por ahí de “próximamente estará en occidente” porque, de momento, no es así.

Y aunque se hubiera anunciado como tal, ¿sabéis cuantos proyectos de canales de televisión se anuncian al año que al final no llegan a nada? Pues, sin investigar mucho y que me vengan a la memoria así a bote pronto: Playstation TV, un canal de videojuegos y tecnología de Sony, TV1 Europe, un canal generalista que iba a emitir en abierto para toda Europa en diferentes idiomas, el lanzamiento de las versiones en castellano de Sundance Channel o Extreme Sports Channel por parte de Chello Multicanal, etc.

Y estoy hablando sólo de proyectos en firme, no hablo de rumores, ni de proyectos de futuro ni de “no descartamos”, que es el caso de Japan Channel en Europa. Eso por no hablar de los canales que se acaban lanzando y no tienen nada que ver con el proyecto que se había anunciado o los que, siendo más o menos fieles a lo anunciado, acaban mutando en pocos meses. Y también tenemos los proyectos que se lanzan y cesan en unos pocos meses y de los que, posteriormente, nada se sabe. Incluso tenemos los proyectos que, preparados para emisión, se tiran meses o incluso años en pruebas o esperando la luz verde.

No es que quiera ser apocalíptico o amargaros la vida, simplemente os pido realismo, porque yo ya he visto muchos casos de estos y luego llegan las decepciones. Porque ahora mismo no sabemos ni como va a emitirse en los países ya confirmados. No sabemos si emitirá en abierto por satélite o si será de pago, si será exclusivo de una plataforma en concreto, si será un canal de paquete básico o un canal premium

cool-japanEste mes tiene que empezar a emitir en Tailandia, pero de momento, según las páginas especializadas, aún no ha aparecido por satélite ni abierto ni codificado. Una vez tengamos noticias de como se emite el canal en estos países, ya podremos especular algo más, pero de momento todo es incertidumbre.

Pero para incertidumbre, la de los contenidos. Se ha anunciado que el canal emitirá programas musicales, doramas y anime, además de programas propios. ¿Qué animes creéis que pueda emitir el canal? Desconozco como está el mercado asiático, pero en nuestra zona (Europa y el mundo árabe) hay muchos canales que ya están poniendo en práctica el simulcast o J+1, es decir, emitir anime subtitulado a muy pocos días de su emisión en Japón.

Así que, si ya has vendido los derechos del J+1 y también has vendido los derechos de las series no tan recientes (por no hablar de las que tienen más de 10-15 años), ¿qué anime vas a poder emitir para el mercado europeo sin invadir los derechos de las empresas europeas a las que has vendido las series?

En cuanto a los doramas es algo más sencillo porque, exceptuando alguna emisión aislada, las televisiones europeas no suelen comprar estas series, aunque los doramas orientales (al igual que las telenovelas sudamericanas) son bastante apreciados en los países árabes y no es raro verlos en televisión, sobretodo en canales de oriente medio.

Por cierto, no os esperéis que el canal emita en castellano. Si llega a emitir en Europa, conformaos con que los subtítulos o el doblaje sean en inglés, porque el mercado español como tal es demasiado pequeño para un gasto tan grande en un canal de este tipo. Una inversión así sólo se puede hacer si se tiene también en cuenta al público hispanoamericano. Y os recuerdo que la posible expansión del canal hace referencia a Europa, África y Norteamérica, nada de América Latina.

Pero la verdadera pregunta es, ¿por qué crear un nuevo canal en vez de aprovechar los que ya tiene Japón? Japón ya tiene dos canales internacionales que se pueden ver desde cualquier rincón del mundo: NHK World y NHK World Premium. ¿Qué emiten estos canales? ¿Cómo se pueden ver? Y, sobretodo, ¿Japón los aprovecha lo suficiente?

Logo_NHK_World_PremiumEmpecemos con NHK World Premium, un canal internacional que emite exclusivamente en japonés para el mundo desde 1998. Su parrila es de tipo generalista con programas informativos y de entretenimiento de la NHK (aunque se emite también algún programa de las privadas) junto a algunas retransmisiones deportivas (principalmente sumo) y algo de anime con bastante retraso respecto de su emisión en Japón. Es un canal de pago que emite para todo el mundo excepto para Europa, el mundo árabe, Estados Unidos y Canadá. Hasta 2006 se llamaba NHK World TV.

En USA y Canadá tienen su versión local de NHK World Premium desde 1991 que se llama TV Japan, mientras que en Europa y el mundo árabe tenemos nuestra querida Japan Satellite TV (JSTV) que emite codificada desde Londres desde mediados de 1990. Su programación es muy similar a la de NHK World Premium, pero con los horarios adaptados a Europa y algunos cambios en lo que respecta, sobretodo, a los programas de ficción.

JSTVLa peculiaridad de JSTV (además de su baratísimo precio de unos 50€ mensuales) es que emite los programas de servicio público de la NHK en abierto para toda Europa. En este servicio público se incluyen los informativos y, muy de vez en cuando, algún programa cultural. Si queréis comprobar vosotros mismos la programación de JSTV, aquí tenéis la programación del mes en PDF. Los programas en abierto vienen marcados como «(W)»

Su prima pobre es NHK World, que emite en abierto para todo el mundo desde 2006 con su programación en inglés. Y digo prima pobre porque no esperéis ver anime ni doramas ni retransmisiones deportivas en su parrilla. Su parrilla consiste en boletines de noticias (Newsline) de media hora de duración cada hora en punto (de 10 minutos en los fines de semana) y programas culturales que complementan la programación.

Su programación consiste en un bucle de seis horas que se va repitiendo durante el día, a excepción de los boletines informativos, que son emitidos en directo, por razones obvias. Muchos de estos programas anglófonos emitidos en NHK World son muy interesantes, pero el canal peca de quedarse a medio camino entre un canal generalista y un todo-noticias. En mi opinión, si el canal quiere ser informativo debería dedicar más tiempo a la información, y si quiere ser generalista, un boletín informativo de 30 minutos cada hora en punto me parece excesivo.

nhk_world¿Porqué crear un canal nuevo cuando podemos incluir toda esa programación en NHK World? Sólo hay dos posibles razones: que acabe siendo un canal de pago, con lo cual, no van a cumplir la misión que, teóricamente, quiere tener el canal o que, con la creación de este nuevo Japan Channel, quieran que la programación de NHK World pase a ser 100% informativa, al estilo de la BBC World. Pero, en caso contrario, si quieren lanzar esa buena imagen de Japón a través de esos contenidos, porqué no aprovechar un canal que ya está presente en millones de casas de todo el mundo?

Aunque me sepa mal reconocerlo, en esto los surcoreanos nos llevan AÑOS de ventaja. Arirang, el canal internacional de Corea del Sur, creado en 1996 y emitiendo en Europa desde el 2000, tiene una programación mucho más variada y atractiva que la de NHK World, con programas diarios dedicados a la música o la farándula coreana, frente a la periodicidad semanal del mítico J-Melo de NHK World. Cuenta incluso con la emisión de doramas coreanos y, en menor medida que NHK World, también tiene sus informativos, aunque hayan sido acusados de ser tan propagandísticos como los de la televisión pública china CCTV.

Ninguno de los dos modelos es el ideal, porque Arirang es demasiado jovial y marujona y NHK World es demasiado informativa y tiene poco entretenimiento. No estaría nada mal que cogiéramos el justo medio, ¿no os parece?

Deja un comentario