‘Outlaw Star’ VS ‘Cowboy Bebop’

Para terminar la Semana de Outlaw Star vamos a enfrentar a nuestra serie VIP de esta semana con una serie con la que está indisolublemente unida: Cowboy Bebop.

Pero no vamos a enfrentarlas en una cruenta batalla fratricida para dilucidar cual es mejor, sino que vamos a enfrentarlas (en su primera acepción del diccionario de la RAE) para ver sus similitudes y diferencias.

Similitudes

Duración:

Ambas series constan de 26 capítulos (dos trimestres) que, tal vez porque nos hemos criado con este tipo de series, tanto el señor Carles Ferrero como servidor consideramos la duración adecuada para un anime televisivo.

Productora:

La Sunrise se encargó de producir ambas series. La Sunrise es una productora maravillosa fundada en 1972 con ex trabajadores de la Mushi de Tezuka después de que esta se fuera a la mierda. Si hay algo en que sean especialistas es en las series de mechas, con la histórica Gundam a la cabeza. Y también son especialistas en hacer sus propias series gracias a la brillante mente de don Hajime Yatate*.

Ese mismo 1998 estaban ocupados haciendo cosas como Brain Powerd, acababan de terminar Gaogaigar y se estaban preparando para Turn A Gundam.

Año de producción:

Y es que sí, en efecto, ambas series se estrenaron en 1998, Outlaw Star en enero y Cowboy Bebop en abril con sólo una selección de episodios en TV Tokyo y ya completa en WOWOW en octubre.

1998 fue un año curioso en cuanto al anime, porque es un año de joyas popularísimas como Sakura, la cazadora de cartas, Trigun o Serial Experiments Lain y, a la vez, de cosas como Gekiganger III, la serie llena de tópicos que parodiaba los mechas setenteros (especialmente Getter Robo) que gozaban los protagonistas de Nadesico y que, por alguna misteriosa razón, en el estudio Xebec pensaron en sacar como OVA reciclando el material ya visto en Nadesico junto a metraje echo ex profeso para la OVA. (Si, en Genshiken no inventaron nada)

Se trata de un año en el que nacieron mitos como Kare Kano y el enfrentamiento entre su mangaka Masami Tsuda y Hideaki Anno, o como Initial D, la serie que glorificó a un coche absolutamente del montón como es el Toyota Sprinter Trueno y ayudó a popularizar en occidente el Eurobeat, hijo del entonces denostado Italo y nieto de la música disco.

Es el año de la primera (y desconocida) serie de Yû-Gi-Oh!, la serie ¡postapocalíptica! de ¡robots! Kurogane communication y la radiofónicamente desconocida serie Android Ana Maico 2010, protagonizada por un equipo absolutamente disfuncional que está ligeramente mejor coordinado que los que trabajan en los medios de comunicación locales de nuestro país.

Hablamos de un año en que El príncipe Mackar… Vale, vale, ya paro.

Fiascos en Japón:

Ya comentamos el pasado viernes que Outlaw Star no fue precisamente un éxito de masas en Japón, pues resulta que a Cowboy Bebop le pasó algo parecido. Y es que, en un principio Bandai iba a poner dinero en la serie con una sola condición: que hubiera una nave espacial. ¡Si que pedían poco para vender esta vez!

Pero al ver que el proyecto que tenía en mente la gente de la Sunrise encabezada por Shinichiro Watanabe era más bien seinen, decidieron retirar su apoyo. Tras un tiempo de incertidumbre, su prima Bandai Visual decidió entrar al juego en la que, probablemente, sea una de las decisiones económicas más afortunadas de la historia del anime.

Aún así, precisamente por su carácter adulto, solo fue emitida parcialmente, porque algún genio en TV Tokyo decidió ubicarla a las seis de la tarde. Sí, más pronto de lo que actualmente se emite Pokémon. Por si fuera poco, debido a sus malas audiencias (y estamos hablando de TV Tokyo, la tele grande con peores datos) fue cancelada y no terminó con el famoso último capítulo, sino con un especial titulado Mish-mach blues que acababa diciendo “Esto no es el final. Algun día verás el Cowboy bebop real!”

Luego fue recuperada por el canal de pago WOWOW y, gracias a esta segunda oportunidad y sus repetidos pases en Animax (por no hablar del éxito internacional) se acabó convirtiendo en el pináculo del anime que es hoy en día.

Toonami:

Tanto el Cowboy como Outlaw Star nos llegaron* a través de Toonami, la franja de Cartoon Network dedicada al contenido asiático. Pero pese a que todos tenemos ese vivo recuerdo del primigenio Toonami con Cowboy Bebop y Outlaw Star en bucle, acompañadas del Samurai Jack de Genndy Tartakovsky, la cosa no empezó así.

Y es que, según podemos comprobar en esta muy vintage noticia de Mundoplus, el contenedor empezó exclusivamente con Outlaw Star y Samurai Jack que, por cierto, el año pasado estrenó su quinta y última temporada tras doce años y medio que, dicho de paso, no tiene pinta de que la vayamos a poder ver por aquí, desgraciadamente.

Nota: Cowboy Bebop se estrenó en el Canal Buzz en el año 2000, aunque en el imaginario colectivo esté bastante olvidada su emisión.

Space opera:

Ambas series tienen lugar en el espacio y giran alrededor de las aventuras de una tripulación que viaja en una nave que da nombre a la serie.

Entendemos por space opera esa obra de ficción que no sólo está situada en el espacio, sino que hace del viaje a través de las estrellas su centro. Estaríamos hablando de obras como Star Trek, Enano Rojo, Los guardianes de la galaxia o incluso Doctor Who.

Los ejemplos primigenios en cuanto a manga y anime serían Uchû senkan Yamato y las obras del Leijiverso como Capitán Harlock o Galaxy Express 999. Si hablamos de extensión no hay rival para La leyenda de los héroes de la galaxia, que lleva dando guerra treinta años y este año tendrá nuevo anime. Y si hablamos de series recientes, tal vez el ejemplo más reciente de entidad sería Space Dandy.

Manga previo al anime:

Aunque el manga que adaptaba el anime de Cowboy bebop se empezó a publicar una vez ya se había (medio) emitido el anime, hay una serie previa que empezó en septiembre de 1997 titulada Cowboy Bebop: Shooting Star, realizada por Cain Kuga que cuenta la historia del anime de manera diferente, tan diferente que nuestra Ed es un chico. La serie fue cancelada coincidiendo con la cancelación del anime en TV Tokyo dejando la trama colgada y recopilándose en dos tomos.

Diferencias

Fechas:

Mientras Cowboy Bebop sitúa claramente su historia en el futuro (relativamente) próximo del año 2071, con la aparición en un episodio de una cinta Betamax como tema central de la trama incluída, Outlaw Star se sitúa en una cronología nueva llamada Calendario Estelar que, por tanto nos sitúa en un futuro lejano e indeterminado.

Cacemos recompensas:

Aunque ambas tripulaciones se dedican a tareas de cazarecompensas, la de la Bebop tiene esa ocupación como medio primario de vida (con su mítico programa Big Shot con Eddie Murphy y Ana Obregón presentando los nuevos objetivos), mientras que la de la Outlaw Star lo hace ocasionalmente, debido a que no es un negocio tan lucrativo y que, además, casi siempre acaban gastándose casi más dinero en la cacería del que acabaran cobrando como recompensa.

Tripulaciones:

Aunque ambas tripulaciones cuenten con sus miembros fijos y algunos más que podríamos definir como a tiempo parcial, sería bastante complicado encontrar equivalencias totales.

Gene Starwind: como protagonista, lo más parecido a él sería Spike, pero mientras Gene es un absoluto novato en lo que al espacio se refiere, Spike tiene los huevos pelados muchísima experiencia y, además, es bastante más sensato que él.

Jim Hawking: si nos guiáramos por su habilidad tenológica y su edad, sin duda habría que equipararlo con Edward Won Hau Pepelu Tivruski IV Ed. Pero el hecho de que sean del sexo opuesto (nunca está de más recordar que Ed es una chica) y que a la hacker de la Bebop le falten media docena de tornillos, hacen la comparación más dificil. Además, la faceta de persona sensata con dos dedos de frente de Jim le acercaría más a Jet Black.

Melfina: Es imposible encontrar una equivalencia para Melfina y, de hecho, lo más parecido que podemos encontrar (obviando una absurda comparación con Faye meramente por ser las dos chicas) sería Ein, el perrete de la Bebop que, como nuestra Melfina, guarda dentro de sí multitud de datos muy cotizados.

Aisha Clanclan: Si tuviéramos que asignarle un personaje de la Bebop porque nos ponen una pistola en el cogote, podríamos equipararla a Faye por la manera en que ambas entran a formar parte de las respectivas tripulaciones, sus sensuales vestimentas y porque, sinceramente, ambas se las apañan muy bien contra todo tipo de enemigos.

“Crepúsculo” Suzuka: pese a que tampoco necesita de nadie para defenderse, Suzuka y Faye son muy dispares en comportamiento, y esa seriedad y ese toque un poco chapado a la antigua harían que recordara, de nuevo si nos pusieran una pistola en el pescuezo, a Jet Black. Recordemos que, al igual que Suzuka usa un bokken para atacar en vez de una katana más habitual, Jet prefiere que su brazo prostético sea evidente para que le sirva de recordatorio.

Y con esta comparativa vintage acabamos nuestra Semana de Outlaw Star, con la que hemos celebrado a nuestra manera el vigésimo aniversario del estreno de su anime. Esperamos de todo corazón que os haya gustado y que, si no conocíais la serie, le echéis un vistazo porque vale muchísimo la pena

Deja un comentario